Archivos y galería >> Galería de Fotos >> Inauguración del tranvía en Sant Just
 
 05-01-2006. El primer tren de viajeros llega a Sant Just


La inauguración del tranvía en Sant Just se caracterizó por la alta participación ciudadana y política, una suave lluvia, y por el hecho de ser la primera que se logra sin boicot alguno.
El Trambaix es el primer ferrocarril de viajeros de la historia de Sant Just Desvern.

Acto inaugural
Los ciudadanos fueron convocados en la parada T3 de Sant Martí de l'Erm, en Sant Joan Despí. La unidad escogida para la primera entrada de un tren de viajeros en la historia de Sant Just fue el famoso tranvía 111-13. El andén se quedó pequeño para tan extraordinaria demanda. A la derecha, Ramon Seró, presidente de la ATM. Por primera vez en el Baix Llobregat, una asociación vecinal pide el metro sin denostar al tranvía. Con el lema "Tramvia sí, ara el Metro", los vecinos querían manifestar al conseller que en el Baix Llobregat no todo está hecho.
La presencia policial fue más destacable que en otros actos inaugurales. Miembros de la policía nacional escoltaron al tranvía durante todo su recorrido. Los alcaldes de Sant Just Desvern, Josep Perpinyà, y Sant Feliu de Llobregat, Juan Antonio Vázquez, y conseller de PTOP, Joaquim Nadal. Las personalidades políticas abarrotaron el primer módulo, seguidos de los periodistas. Los vecinos pudimos viajar cómodamente en la parte de atrás.
Entre otros, asistieron también Maite Arqué, presidenta de la EMT y alcaldesa de Badalona; y Xavier Casas, presidente de TMB y primer teniente de alcalde de Barcelona. Poco antes de salir, llegó Joan Clos, alcalde de Barcelona. En primer plano y con gafas, Antonio Balmón, alcalde de Cornellà de Llobregat. El tranvía culminó rápidamente el trayecto entre Rambla de Sant Just y Consell Comarcal, donde está fotografiado.
Algunos técnicos e interventores del Tram también asistieron al acto. De izquiera a derecha: Albert Vilalta, presidente de Tramvia Metropolità; Lorenzo Palacín, alcalde de Esplugues; Joan Clos, alcalde de Barcelona; Maite Arqué, alcaldesa de Badalona; Joaquim Nadal, conseller de PTOP; Josep Perpinyà, alcalde de Sant Just; Antonio Balmón, alcalde de Cornellà y Juan Antonio Vázquez, alcalde de Sant Feliu. Tras la inauguración el tranvía regresó sin efectuar paradas en Walden ni Rambla de Sant Just hasta el paso inferior bajo la B23 (antigua A2), donde se realizaron los parlamentos políticos. Para ello, el tranvía efectuó una parada extraordinaria en el tramo de vía única existente entre Rambla de Sant Just y Sant Martí de l'Erm, ofreciendo esta curiosa imagen.
Bajo el paso inferior, el público se situó frente al plafón de la inauguración y los políticos. El primer discurso lo hizo el alcalde anfitrión, Josep Perpinyà. También hablaron Vilalta, Clos y el conseller. Ninguna palabra sobre la vuelta que hace este nuevo tranvía, y la alternativa de Laureà Miró, defendida por la PTP.
La PTP hizo llegar una carta personal al conseller de PTOP, Joaquim Nadal, informándole sobre el agravio que supone el trazado de este tranvía para la comarca del Baix Llobregat. También se le dio una copia de las mismas a los alcaldes de Sant Just y Esplugues. (+ información en sección reivindicativa)
  Tras los discursos, se procedió a la inauguración del nuevo enlace viario bajo la B23, construido junto al tranvía. Este fue el primer coche privado en atravesarlo. Tras la inauguración, los invitados y asistentes pudieron volver a coger el tranvía 111-18 hasta la parada de Sant Martí de l'Erm.
  Este maquinista protagonizó la primera llegada con viajeros de un vehículo ferroviario a Sant Just Desvern, un hecho histórico. Tras la llegada del tranvía inaugural a Sant Martí de l'Erm, la mayoría de políticos se fueron en su coche oficial. Los demás, cogimos el T3 de línea que se ve al lado hacia nuestros destinos, de forma más saludable y sostenible.

 


www.tramvia.org - Última modificación: 22/10/2006